Blog

El liderazgo como eje transformador en el rol del CFO

Por: Ing. Mg. Viviana H. Mondragón Morales

Los objetivos y realidades de los directivos financieros han cambiado con los años. El entorno y las exigencias de mercados, competencia, entes reguladores, la sociedad misma ha impactado en el valor ofrecido por las empresas con sus productos y servicios, y el área financiera ha dejado de ser un área dedicada al qué hacer para convertirse en un centro estratégico del cómo hacer.

Fabián Echavarría, asesor en KPMG, manifiesta que en un futuro cercano el gerente financiero tendrá dos roles: uno centrado en la estabilidad y control, y otro en la agilidad y rentabilidad. (Revista Gerente, 2019) El primer rol hace parte de sus funciones tradicionales mientras que para el segundo requiere desarrollar habilidades tecnológicas y de liderazgo que le permita ser un referente en la organización y apoyar con efectividad los proyectos requeridos por la compañía para dar respuesta a las nuevas realidades de los mercados, cambios que cada vez se dan más rápido y que impactan los ciclos de las empresas con mayor contundencia.

El concepto de liderazgo también ha evolucionado, ya no se trata sólo de una persona que tiene seguidores, se trata de una persona que inspira y trasciende, que desarrolla a su equipo, co-crea e impulsa a las personas a actuar conjuntamente, pensando simultáneamente en el ahora y en el futuro, que obra con integridad y sostenibilidad.

Para lograr que el liderazgo ejercido por el CFO en la organización sea de impacto, es relevante que conozca a su gente, y que vaya más allá de las barreras de su departamento hacia los límites de la organización misma, convirtiéndose en eje integrador de la directiva estratégica empresarial. Inteligencia emocional y relacional, desarrollo de otros, conocimiento de tendencias tecnológicas y megatendencias sociales, adaptabilidad y una muy buena comunicación en todas las vías (verbal y no verbal) son algunas de las habilidades y saberes que deben hacer parte de la formación del CFO hoy.

Aprender a desaprender para guiar a los equipos y colaboradores de acuerdo con sus características propias y a las necesidades de la compañía, direccionar a través de un estilo de liderazgo, propio y adaptado a las diferentes realidades, ese es quizás el más grande reto del directivo financiero hoy: ¡transformar!, sin olvidar que primero debe transformarse a sí mismo.

Archivos