Si está pensando en solicitar un crédito, tenga en cuenta los puntos que evalúa un banco o entidad financiera sobre su historial crediticio.

Hasta septiembre, los establecimientos de crédito habían colocado $432 billones en préstamos de todo tipo. La cifra ha logrado crecer con los años, porque independientemente de la edad o del patrimonio que tenga, en cualquier momento una persona accede al mundo del crédito y para eso lo más indicado es que sepa qué evalúa un banco para la aprobación de estos.

Lo primero que debe saber es que dependiendo del tipo de servicio hay puntos que varían. Por ejemplo, los requisitos de un usuario de tarjeta de crédito son diferentes a los de alguien que solicite montos para compra de casas o carros. Por todo esto, LR consultó con expertos cuáles son los 10 puntos que tiene en cuenta una entidad para otorgar un préstamo.

Capacidad de pago
Cualquier sea el monto o tipo de crédito, lo primero que revisan es por cada peso que está solicitando, cuánto tiene para responder. En teoría el ideal es que por cada $100, tenga un colchón de $300 en sus ingresos mensuales. Esto se conoce como la capacidad de pago o de endeudamiento y se mide con base en el salario, pero también por dineros de primas y bonos a los que usted acceda.

Si tiene cómo hacerlo, demuestre que recibe dinero por herencia, pensión, arriendo de un inmueble o servicios que haga además de su trabajo fijo.

Edad del cliente
Una razón del porqué las personas de edad más avanzada sorprendentemente reciben rechazos en las solicitudes es porque el banco necesita alguien que tenga el tiempo para pagar. Algo que se tiene en cuenta entre más alto sea el préstamo.

Préstamos vigentes
Si una persona recibe $2 millones al mes, y cada 30 días 80% ya está comprometido con algún préstamo, es un cliente riesgoso que podría quedar en mora, por lo que podrían rechazar la solicitud. Por eso la entidad revisa los créditos vigentes.

Personas a su cargo
Un familiar que depende de usted es una responsabilidad que se traduce en más gastos y en una menor capacidad de pago, por eso es frecuente la revisión no solo de hijos, sino de otros que dependan de sus ingresos, como abuelos, primos, incluso hasta mascotas.

Tarjetas de crédito
Estos plásticos reportan el comportamiento de deuda más exacto del cliente, permiten conocer cuánto usa en préstamos al mes, el cupo aprobado, y dependiendo el número de tarjetas, aumenta el riesgo de que no le presten más recursos.

Juicio con los pagos
No solo debe pensar en que su comportamiento de pagos haya sido bueno con los créditos que tiene o tuvo, sino también se revisa si hubo mora en algún momento con facturas de otros servicios como el de telefonía celular o los servicios públicos.

Situación laboral
El trabajo es la principal fuente de ingresos, por eso le revisarán cuál es su profesión, si está contratado a término fijo o indefinido, ya que es la garantía de que obtendrá ingresos durante el plazo del crédito. En caso de ser independiente, se validarán las cuentas del último semestre.

Lugar de residencia

No es igual de costoso lo que tiene que pagar por vivir en Bogotá a residir en alguna otra de las principales ciudades, eso influye en sus gastos mensuales. Por esto las entidades revisan dónde está ubicado porque agrega una variable al dinero que tiene que invertir en alimentación, transporte o compras tradicionales.

Asimismo, las facturas públicas son importantes porque dejan ver cuál es su estrato y porque con ellas se logra determinar en los estudios de crédito qué tanto aumentan los gastos por agua, energía o gas. Si no están a su nombre, el sistema lo toma como un punto a favor por supuestos gastos que no tiene que afrontar.

Para aumentar el puntaje, Asobancaria recomienda revisarlo constantemente, no llegar a los topes de tarjetas crédito y evitar los pagos a última hora.

¿Cómo están los niveles de mora en los préstamos?
Actualmente los bancos han incluido más puntos para evitar que el crédito que otorguen caiga en mora. Por esto es que al solicitante del préstamo hipotecario le llegan preguntas curiosas como si tiene mascota o está en planes de adoptar una. Esto se debe a los niveles de cartera vencida del sistema financiero, que han crecido 39% el último año. Aunque aún no son preocupantes para la banca, evidencian que a septiembre las cuentas a más de 60 días sin pagar llegaron a $7,2 billones en consumo, $1,8 billones en vivienda, y casi $1 billón en microcrédito.